La importancia de los antioxidantes en la práctica deportiva

Si eres deportista, te encantará saber cuáles son los mejores antioxidantes para la práctica deportiva.
07 junio 2018
antioxidantes-en-el-deporte

La práctica de ejercicio moderado de manera habitual tiene efectos muy positivos sobre nuestra salud. Se ha demostrado que ayuda aprevenir el sobrepeso y la obesidad, así como algunas enfermedades asociadas como las cardiovasculares y la diabetes. Además, realizar una actividad física es fundamental para mantenernos activos y en buena forma, ya que potencia el aumento de la masa muscular, favorece la pérdida de peso e incrementa el metabolismo energético.

Pero, por otra parte, se ha confirmado que durante el ejercicio el cuerpo genera mayor cantidad de radicales libres. Los radicales libres son moléculas que reaccionan con el oxígeno impulsando el estrés oxidativo en el músculo, hígado y otras estructuras del organismo. Se producen debido a la respiración celular y, a lo largo de la vida, ocasionan efectos negativos para la salud a través de su capacidad de alterar el ADN, proteínas y lípidos causando diferentes patologías y envejecimiento prematuro.

Este exceso de producción de radicales libres es debido a que en la práctica deportiva se genera un aumento del estrés oxidativo, ya que se incrementa el consumo de oxígeno para satisfacer la demanda que supone la actividad física. Además, hay que tener en cuenta que las personas deportistas a lo largo de los años pueden acumular productos de daño molecular en el músculo esquelético, hueso, cartílago, hígado e inflamación generalizada. Todo este efecto de los radicales libres incide sobre la salud del deportista y, sobre todo, afecta en su rendimiento, ya que acentúa la sobrecarga muscular, acelerando la fatiga y retrasando la recuperación.

Para prevenir que la salud y el rendimiento no se vean afectados debe existir un balance entre los mecanismos que generan los radicales libres y los que los neutralizan.

En numerosos estudios se ha demostrado que la mejor forma de amortiguar este efecto de los radicales libres y reducir su incidencia y gravedad es aumentando la ingesta de antioxidantes mediante la dieta y mediante complementos alimenticios.

Los antioxidantes son moléculas que se encuentran en pequeñas concentraciones y ayudan a retrasar, reducir, prevenir y eliminar el daño oxidativo de los radicales libres, convierten estas especies reactivas del oxígeno en sustancias menos dañinas.

Cuando realizamos una actividad física más elevada como es la preparación de una competición o en deportistas de alto rendimiento, se debe prestar atención a la ingesta adecuada de antioxidantes para proteger a nuestro organismo, mejorando la salud, aumentando el rendimiento y previniendo lesiones.

La cantidad de antioxidantes necesaria para un atleta no se determina sólo por el nivel de radicales libres, sino también por la capacidad de las defensas antioxidantes para neutralizarlos y evitar el daño oxidativo.

Hay un amplio abanico de alimentos antioxidantes pero, sin duda, lo ideal es suplementar la alimentación con complementos alimenticios que, en el caso sobre todo de los deportistas, ayuden a cumplir con la dosis necesaria para una buena salud.

Los nutrientes con mayor capacidad antioxidantes para el deportista son los siguientes:

Complementos antioxidantes para deportistas

 

antioxidantes-en-el-deporte

 

Vitamina C. Es uno de los antioxidantes más potentes, soluble en agua. Los alimentos con mayor cantidad de vitamina C son los cítricos como el kiwi, piña, naranja. También contienen alto porcentaje en vitamina C el pimiento, tomate y las fresas.

Vitamina E. Es una vitamina soluble en grasa. Tiene un gran poder antioxidante que disminuye el daño muscular y la fatiga del músculo, favoreciendo una rápida recuperación. Ayuda a reforzar el sistema inmunológico y favorece la cicatrización de las heridas. Si tenemos deficiencia en vitamina E nos encontraremos más cansados y se favorecerá la pérdida de la masa muscular. Las fuentes alimenticias mas ricas en esta vitamina son el germen de trigo, aceite de soja, huevos, leche, vegetales de hoja verde y los frutos secos.

Vitamina A. Tiene un efecto muy beneficioso en procesos inflamatorios y los que están relacionados con el proceso de envejecimiento. Los alimentos con mayor porcentaje en vitamina A son las zanahorias, brócoli, espinacas y los lácteos.

Selenio. Es un mineral que tiene una acción sinérgica con la vitamina E, mejorando su efecto antioxidante.  Ayuda a prevenir el daño celular causado por los radicales libres debido a su participación en el proceso de formación de antioxidantes. Incrementa la producción de glóbulos blancos, por lo que es muy esencial para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Favorece un óptimo desarrollo muscular y una recuperación completa tras el entrenamiento. Las mejores fuentes alimentarias de selenio son las nueces, avena, semillas de calabaza y champiñones.

Zinc. El zinc es un oligoelemento esencial para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento del organismo. Está presente en todas las células y tejidos del organismo. Es fundamental para la biosíntesis de proteínas, por lo que es vital para la regeneración de pequeñas lesiones musculares, además de facilitar la rápida recuperación. Contribuye la formación de nuevas proteínas y favorece la renovación celular. Si padecemos de déficit de zinc, el metabolismo reducirá nuestra capacidad de trabajo e incrementará los niveles de ácido láctico en respuesta a la actividad física. Esto es debido a la participación del zinc en los procesos metabólicos energéticos.

Las carnes como la de ternera y de pollo y las semillas de calabaza son los alimentos más ricos en zinc.

 

antioxidantes-en-el-deporte

 

Ácidos grasos Omega-3. Son grasas poliinsaturadas que proceden principalmente del pescado azul o del krill, aunque también se puede encontrar en menores cantidades en alimentos vegetales como en las nueces, semillas de lino, aguacate, soja. Son ácidos grasos precursores a las algunas sustancias implicadas en el funcionamiento del sistema nervioso, coagulación de la sangre y en la formación de membranas celulares en el cerebro. Ayudan a reducir la viscosidad sanguínea mejorando el aporte de oxígeno a los músculos. Tienen efectos antinflamatorios que ayudan a prevenir sobrecargas musculares provocadas por la práctica deportiva intensa protegiendo las articulaciones. Además, ayudan a regular los niveles de colesterol y triglicéridos, manteniendo en buena forma el sistema cardiovascular, esencial para entrenar con el mayor nivel posible y obtener los mejores resultados.

Astaxantina. Se trata de un carotenoide que además de tener una acción antioxidante elevada, nos proporciona energía. Es un pigmento que proporciona el color anaranjado al salmón, camarón y al krill. La astaxantina es uno de los principios activos mas utilizados en el deporte, ya que ayuda a mejorar el rendimiento físico y la capacidad atlética al favorecer la combustión de las grasas. Reduce la inflamación, favoreciendo la reducción del dolor articular y muscular. Otro de sus principales beneficios es la mejora de la agudeza visual.

Para que podamos asegurar el aporte necesario de antioxidantes sobre todo en el caso de los deportistas y en ciertos momentos que nuestro organismo requiere un mayor aporte, es recomendable incluir en nuestro día a día un complemento alimenticio como PrimeNature Aceite de krill Antártico. Se trata de un complemento antioxidante que no sólo nos ayudar a mejorar nuestra calidad de vida, sino también a aumentar el rendimiento deportivo.

solución aceite de krill antártico

Aceite de Krill Antártico

Aceite de Krill, con ácidos grasos Omega-3, es un potente antioxidante. Complementa tu dieta antioxidante con nuestros suplementos alimenticios Premium. 

CONOCER PRODUCTO