Especial oposiciones: cómo aumentar la memoria y rendir más en el estudio

Estudiar con eficacia aseguran el éxito en las oposiciones. Toma nota de cómo mejorar el rendimiento en el estudio.
10 mayo 2018

Para aprobar con éxito una oposición, hay que saber estudiar con la máxima eficacia y con el mejor rendimiento.

Además de aplicar técnicas para rendir más en el estudio, es fundamental tener buena memoria para producir todo lo que podamos. Es importante aprender métodos para optimizar y potenciar nuestras aptitudes y de esta forma, sacar el máximo partido a la preparación.

Cada persona tiene que adoptar un método de estudio personalizado para entrenar la capacidad de concentración, que es la base para asimilar lo que estamos estudiando.

Normalmente, las semanas previas al examen es cuando sentimos mayor presión y tenemos alteraciones en el sueño y en el humor. En estos momentos es fundamental controlar las emociones para lograr los resultados que queremos. Para ello, te recomendamos las siguientes estrategias para tus sesiones de estudio.

Cómo rendir más estudiando: pautas y alimentación recomendada

Planificación: Es imprescindible organizarse a través de un plan de estudios para lograr nuestro objetivo optimizando nuestros recursos. Establecer las horas que vamos a dedicar al estudio y gestionarnos los minutos de descanso son prácticas esenciales para mantener una buena concentración y no saturarnos. Debemos de decidir el tiempo que vamos a dedicar a conseguir nuestra meta y ser lo más realistas posibles, o de lo contrario podemos acabar frustrados.

Ambiente óptimo: Es aconsejable estudiar en un lugar con buena iluminación y ventilación, donde nos sintamos cómodos. La mejor luz para estudiar es la natural, pero como no siempre es posible, debemos de tener dos luces, una ambiental y otra articulada.

Dormir lo suficiente: Respetar el tiempo de descanso es fundamental, ya que uno de los factores que solemos descuidar son las horas de sueño, perjudicando de manera importante nuestra capacidad de memorizar. Se ha demostrado que el sueño está vinculado a la capacidad de concentración de nuestra mente, así como con la memoria. Si no descansamos lo suficiente nos costará más concentrarnos y no rendiremos adecuadamente. Tenemos que establecer un plan de estudio que nos permita dormir entre 7-8 horas.

Reducir el estrés: El estrés es algo normal en la vida de las personas. Tener algo de estrés nos ayuda a mantener la motivación para conseguir nuestro objetivo y aumenta la productividad. Sin embargo, sufrir de altos niveles de estrés puede ser dañino. Aunque es complicado controlar el estrés y la ansiedad, es importante sobrellevarlos bien para que no nos sintamos bloqueados, y que éstos no dificulten un buen estudio. Para controlar la ansiedad podemos realizar técnicas de respiración, meditación o yoga, que no sólo nos ayudarán las semanas previas al examen sino en el día a día.

Realiza ejercicio físico: Practicar el deporte que más nos guste favorece que podamos mantener un buen estado de salud y también mejora la atención, la capacidad de concentración y cognitiva. Se ha demostrado que el ejercicio físico aeróbico reduce la pérdida del tejido cerebral, que se produce con la edad. Es recomendable realizar 30 minutos de ejercicio al día. Además, el ejercicio físico contribuye a liberar tensiones, reducir el estrés y mejora el estado de ánimo.

Hidratación adecuada: El cerebro al igual que los músculos y los riñones son las partes del cuerpo que contienen mayor cantidad de agua. Por ello, debemos asegurar un nivel adecuado y constante de hidratación para que nuestro cerebro funcione correctamente. Si nos deshidratamos podría producirnos falta de atención y de memoria. Existen ciertos síntomas causados por déficit de líquido como dolor de cabeza, cansancio, falta de concentración y calambres. Para mantenerte siempre hidratado, ten a mano una botella de agua mineral mientras estas estudiando.

Alimentación saludable: La alimentación que tengamos está directamente relacionada con el rendimiento en los estudios. Debemos de dedicar el tiempo necesario para realizar entre 4 y 5 comidas al día. Esto es fundamental para que el cuerpo y la mente se conserven en buen estado. Una buena alimentación favorece la capacidad de memoria y de concentración, y ayuda a preservarla.

Aunque es más apropiado comer sano de manera general, existen alimentos específicos como los que te indicamos que potencian nuestra memoria, mejoran la concentración, la coordinación y el razonamiento:

  • Plátano: Es una fruta con un alto contenido en potasio y vitamina C, muy apropiado para la alimentación de los deportistas y los estudiantes. Contiene vitamina B6 que contribuye a la formación de los neurotransmisores específicos para la capacidad de concentración.
  • Fresas: Contienen niveles elevado de antioxidantes, como las antocianinas, flavonoides y vitamina C, que disminuyen el deterioro cognitivo.
  • Huevos: Es un alimento con un alto porcentaje en proteína. Mantienen el cerebro en alerta y ayuda a la memoria a largo plazo gracias a la colina (vitamina de grupo B) que contiene. En diferentes estudios se ha demostrado que este nutriente desempeña un papel fundamental en la función cerebral.
  • Pescado azul y el krill: Estos alimentos poseen altos niveles de ácidos grasos omega-3 ``el alimento del cerebro´´. Se trata de un ácido graso esencial para la salud cerebral, ya que favorece la formación de los neurotransmisores y mejora la circulación sanguínea. Además, se caracteriza por tener un gran efecto antioxidante, ayudando a disminuir el deterioro mental y conservar la memoria favoreciendo a que tengamos un mayor rendimiento y aportan energía. En los meses donde dedicamos la mayor parte del día al estudio, nuestro organismo consume mayor cantidad de estos nutrientes, por lo tanto, para mantener un buen estudio deberíamos aumentar su dosis diaria. Una manera muy sencilla de aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3 es mediante complementos alimenticios como PrimeNature Aceite de Krill Antártico. Es un potente antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres y contribuye a que estudiemos de manera más eficiente.

  • Cereales sin refinar: Son ricos en vitamina B6, ácido fólico y minerales. Por su alto contenido en fibra, nos ayudan a controlar los niveles de azúcar y el colesterol en sangre. Mejoran la concentración, el rendimiento y combaten el estrés.
  • Frutos secos: Son una gran fuente de omega-3. Además aportan magnesio, vitamina E y vitaminas del grupo B. Son ricos en polifenoles, antioxidantes que retrasan el envejecimiento de las neuronas al disminuir el efecto de los radicales libres.
  • Chocolate negro: Es un gran alimento para el cerebro. Además de mejorar la memoria, produce un aumento del flujo de sangre al cerebro. Este efecto se genera por sus propiedades antioxidantes. Debemos optar por el chocolate que contenga un alto porcentaje en cacao con muy poca cantidad de azúcares añadidos.
  • Zanahorias: Es una verdura esencial para la memoria. Contienen betacaroteno, es un antioxidante que se ha demostrado que, tomándolo habitualmente, mejora la capacidad mental.
  • Cebollas: Facilitan el trabajo cerebral por su contenido en fósforo. Contienen elevada cantidad de antioxidantes que protegen del daño cerebral.
  • Legumbres: Contienen altas cantidades de proteína muy beneficiosa para el cerebro. Además, las legumbres aportan una alta concentración de ácido fólico.

Estas pautas alimentarias no sólo nos las debemos de aplicar para rendir mas estudiando, si no también en nuestro día a día porque para escalar niveles y adquirir determinados logros profesionales, tenemos que estar en continuo aprendizaje para adaptarnos a las novedades. Esto requiere que tengamos que almacenar datos y conocimientos teóricos. Para ello es necesario que entrenemos nuestra capacidad de memorizar, que no sólo nos ayudará a crecer profesionalmente, si no también permite que aumentemos nuestra autoestima y la confianza en nosotros mismos.

solución aceite de krill antártico

Aceite de Krill Antártico

Es un potente antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres y contribuye a que estudiemos de manera más eficiente.

CONOCER PRODUCTO