Mejorar la memoria: 8 tips que no fallan

 Nuestro cerebro es una de las partes más importantes del cuerpo, gracias a él podemos sentir, tomar decisiones, recordar… Tener una buena capacidad intelectual es imprescindible en todas las etapas de la vida por este motivo es fundamental que trabajemos para mejorar la memoria a medida que vamos avanzando en edad.
21 septiembre 2017

Para garantizar el buen funcionamiento del cerebro, debemos cuidarlo, manteniendo la memoria en buena forma y retrasando procesos degenerativos como el Alzheimer.

A partir de cierta edad, tenemos miedo a olvidar y a sufrir una enfermedad neurodegenerativa como son la hipertensión, la hipercolesterolemia y enfermedades de la tiroides o el alzhéimer que provocan fallos de memoria. Los problemas de memoria pueden ser pequeños olvidos eventuales o pérdidas de memoria importantes, que a menudo suceden, de manera esporádica o en épocas del año donde tenemos más estrés.

Actualmente, tenemos mucha más información sobre el funcionamiento del cerebro, por ello sabemos cómo podemos cuidarlo y cómo prolongar el buen estado de sus capacidades esenciales.

Se ha demostrado que las neuronas son capaces de regenerarse y establecer nuevas conexiones en algunas partes del cerebro, esto nos facilita nuevos aprendizajes y conservar las reservas cognitivas necesarias.

Los resultados de diferentes estudios afirman que las neuronas permanecen saludables si no existe ninguna enfermedad específica, aunque con el paso del tiempo el cerebro va perdiendo sus capacidades y cuesta más recordar porque su funcionamiento se enlentece.

Para tener un mayor rendimiento cerebral es muy importante seguir unos hábitos de vida saludable y así evitar o retrasar la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo. Os indicamos unas  claves que os ayudarán a mejorar la capacidad intelectual:

8 estrategias para mantener y mejorar la memoria

1.Ejercicio cardiovascular.

El cerebro es como nuestros músculos si no lo usamos lo perdemos, cuando hacemos ejercicio también se ejercita el cerebro. Realizar una actividad física de una intensidad media, aumenta la oxigenación cerebral y reduce el riesgo de sufrir trastornos que provocan pérdida de memoria como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

Practicar algún deporte es una buena forma de revertir la perdida de volumen en la estructura cerebral asociada a la edad. Si lo realizamos a diario, podremos mejorar la memoria y las capacidades de planificar, organizar y prestar atención.

 

El ejercicio cardiovascular reduce los niveles de la proteína (TAU) muy ligada la disminución de la memoria por el aumento del flujo sanguíneo.

2.Conservar tu vida social.

 

 Las relaciones sociales estimulan nuestro cerebro. Disponer de una red social amplia, familia o amigos, participar en alguna actividad en grupo, ha demostrado ser un factor asociado con el mantenimiento de una buena memoria. Nos mantiene activos y pone en marcha nuestra cabeza.

3.Mantener un peso adecuado.

Tener sobrepeso adelanta la aparición del Alzheimer, cuanto más por encima estemos de nuestro peso,  más intensa será la neuropatología.

4. Reduce el estrés.

Los altos niveles de estrés aumentan los niveles de cortisol, que afecta negativamente a la memoria. Con el tiempo si no se controla el estrés crónico, destruye las células del cerebro y daña la región del cerebro involucrada en la formación de nuevos recuerdos y en la recuperación de los antiguos. Para ello podemos de realizar técnicas de relajación.

5.Duerme lo suficiente

El sueño influye en la memoria y en el sistema cognitivo, si no dormimos lo suficiente el cerebro no puede funcionar a pleno rendimiento, es muy importante para la consolidación de la memoria. Además, cuando dormimos el cerebro para la actividad de las neuronas de dopamina que producen el olvido, por lo que ayuda a guardar mejor los recuerdos.

6.Realiza técnicas de memoria

 

Las mejores actividades cerebrales son las que rompen la rutina como hacer crucigramas o puzzles, aprender un idioma, acudir a espectáculos, etc. Son juegos de entrenamiento cerebral que mejoran el rendimiento de la memoria de trabajo, el aprendizaje y la velocidad de procesamiento. Si no hacemos actividades diarias para mantener nuestro cerebro activo, perderemos habilidades mentales, como la de recordar.

7.Alimenta tu cerebro

El cerebro necesita energía al igual que otros órganos de nuestro cuerpo. Existen alimentos que nos pueden ayudar a mejorar la memoria, la función cognitiva, la concentración, la coordinación y el razonamiento. Incluye nutrientes variados y especialmente cardio protector como los que te indicamos a continuación, que además son muy antioxidantes.

8.Nutrientes para mejorar la memoria 

·    Omega-3

Es un ácido graso esencial importante para mantener la buena salud de las células cerebrales, para la formación de los neurotransmisores y para la buena circulación de las arterias y capilares. Es un nutriente ideal para prevenir el estrés oxidativo, mejorar el estado del aparato circulatorio, así como para formar las sustancias que intervienen en la conexión entre neuronas.

Además, los ácidos grasos Omega-3, disminuyen los niveles de triglicéridos, el colesterol, y la hipertensión, previene la formación de coágulos en las arterias. Reduce el riesgo a padecer accidentes cardiovasculares y demencia, retrasan el deterioro mental y juegan un papel vital en la conservación de la memoria.

Los alimentos ricos en ácidos grasos Omega -3 son principalmente los pescados azules, las nueces, semillas de chía, almendras y el aguacate.

Se ha demostrado que la suplementación con Omega-3 ha mejorado trastornos mentales como el insomnio, el estrés o la ansiedad y se ha observado que algunas patologías psicológicas como la falta de atención o hiperactividad, son síntomas de bajos niveles en estos ácidos grasos.

Para alcanzar las dosis de Omega-3 recomendadas, incluye en tu alimentación diaria PrimeNature Aceite de Krill Antártico, fuente de ácidos grasos Omega-3, Fosfolípidos y Antioxidantes. Se trata de un complemento alimenticio que destaca por tener mayor cantidad de ácidos grasos Omega-3 y capacidad antioxidante que otros aceites de pescado en la misma proporción, además está libre de metales como el mercurio, ya que habita en las aguas limpias del mar Antártico. PrimeNature Aceite de Krill Antártico  es recolectado y procesado según estrictos criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, por lo que se le ha otorgado  el sello Eco-harvesting.

   CE REGISTRO Nº: NUT_PL_AS 3254/5

 

·         Vitaminas del grupo B

Están relacionados con un mejor funcionamiento cognitivo, ya que estimulan en cerebro, favorecen la neurogénesis y mejoran las áreas relacionadas con el aprendizaje y la memoria.

Los alimentos que contienen mayor cantidad de vitamina B son la manzana, la pera, huevos, los cereales integrales y el pan integral.

·    Vitamina C

 Los radicales libres son los que causan la oxidación de las células y su posterior envejecimiento y degeneración. Los alimentos ricos en vitamina C protegen las neuronas de la oxidación. Entre los alimentos con mayor cantidad de vitamina C son los cítricos (Naranjas, limones, piña, pomelos), fresas, las manzanas, las peras o las espinacas. 

Por otro lado, queremos destacar algunos agentes tóxicos que debes evitar para la salud cerebral:

- Respirar diariamente disolventes, pinturas o pegamentos puede afectar negativamente a la memoria.

- El tabaco es nocivo para el buen funcionamiento cerebral. Al igual que otros órganos, el cerebro, se ve afectado negativamente en las personas fumadoras.

- El alcohol y las comidas grasas consumidas en exceso perjudica a conservar la memoria en buen estado. Ingerir determinados fármacos de manera prolongada también pude deteriorarla.

Para que puedas agilizar los resultados y notarlos antes, mantén una actitud positiva, te ayudará a ser constante en el entrenamiento de tu memoria.

 

Conserva tu salud cerebral con Aceite de Krill Antártico

Encuentra más información en nuestra sección de complementos vitamínicos

PRIMENATURE recomienda una alimentación variada y equilibrada, realizar ejercicio físico regularmente y, en temas de salud, recurrir siempre a la supervisión de profesionales. 

¿Cómo te quieres sentir hoy?