¿Cómo mantener una piel más joven? Dieta antiarrugas

Cómo pueden prevenirse las arrugas. Alimentos imprescindibles para mantener tu piel más joven.
12 abril 2018

Nuestra piel está expuesta continuamente a agentes oxidantes como los presentes en los ambientes de alta contaminación de las grandes ciudades y en los rayos ultravioleta del sol, que la deterioran poco a poco ya que favorecen que la piel se reseque y que aparezcan las arrugas prematuras.

Por otro lado, conforme pasan los años la piel cambia, surgen las primeras líneas de expresión y manchas. Además, se vuelve más delgada y pierde grasa, por lo que disminuye su elasticidad y flexibilidad.

Dependiendo de la alimentación que tengamos los efectos de estos factores pueden potenciarse ya que la dieta influye directamente sobre la salud de la piel tanto para acelerar como para reducir la aparición de las arrugas.

Por ello, la mejor forma de disminuir las consecuencias de estos factores es incluyendo determinados alimentos antiarrugas que gracias a sus nutrientes antioxidantes contribuyen a combatir los daños de la piel desde el interior y a mantener sus propiedades, ayudándonos a conservar una dermis óptima y saludable. O bien a base de alimentos naturales, o con la inclusión en la dieta de suplementos alimenticios, asegurarnos el aporte de alimentos que vamos a nombrar, influirá positivamente en mantener una piel joven.

Alimentos para prevenir las arrugas

Los mejores alimentos antiarrugas por su riqueza en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales son los siguientes:

Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene ácido oleico, muy beneficioso para nutrir la piel y mantenerla hidratada y elástica. Es una fuente de vitamina E y K, que tienen un gran efecto antioxidante para proteger la estructura de las células de la piel, renovándola y regenerándola, luchando contra el envejecimiento prematuro.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia de origen indio con numerosos efectos positivos para la piel. Contiene fitoquímicos, es decir nutrientes esenciales antioxidantes para mantener una piel firme, tonificada y saludable.

Tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudan a reducir el acné y regula la producción de sebo.

Es muy efectiva en el tratamiento de enfermedades cutáneas como la psoriasis y eccemas. Tiene la capacidad de disminuir las pigmentaciones oscuras de la piel, por lo que es muy aconsejable para eliminar las manchas.

Ayuda a aumentar los niveles de la enzima glutatión S-transferasa que es la responsable de regular la reacción del organismo ante un proceso inflamatorio, facilitando la eliminación toxinas del cuerpo.

 

 

Zanahoria

La zanahoria destaca por su contenido en vitamina A (beta-caroteno) fundamental para el desarrollo de nuevas células de la piel por lo que ayuda a tratar muchas patologías de la dermis.

El beta-caroteno proporciona protección contra los rayos del sol y ayuda a curar las quemaduras. Además, tiene una alta capacidad para reparar los tejidos dañados de la Por sus vitaminas antioxidantes, como la vitamina C, mejora la densidad y el grosor de la piel, combatiendo su rugosidad.

Brócoli

El brócoli por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales es muy beneficioso para la piel. Es una gran fuente de vitamina A, C y ácido fólico, esenciales para ayudar a reducir el proceso de envejecimiento.

Naranja

La naranja es una fuente de vitamina C, que interviene en la síntesis de colágeno, proteína estructural de la piel. Acelera la regeneración de las capas más superficiales de la piel, ayuda a atenuar las arrugas y las manchasLas naranjas también contienen alta cantidad ácido cítrico que suaviza la piel, aportándole hidratación.

Arándanos

Los arándanos son unas de las frutas con mayor concentración en antocianinas, potentes antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que favorecen el envejecimiento prematuro. Por su contenido en ácido elágico, previenen el daño causado por los rayos ultravioleta.  

 

 

Aguacate

El aguacate se diferencia del resto de frutas por elevada cantidad de ácidos grasos omega-3. Estos ácidos grasos son emolientes y humectantes naturales que revitalizan la piel seca, aportando hidratación y flexibilidad a nuestra piel. Nos proporciona un efecto antioxidante y fotoprotector, disminuyendo el deterioro de las células por los radicales libres.

Salmón

El salmón es una fuente de ácidos grasos omega-3, que favorecen la permeabilidad las membranas y mejoran el funcionamiento celular. Es un alimento con alto porcentaje de proteínas de gran valor biológico, que ayudan a reparar la dermis. El color rosado del salmón se debe al pigmento producido por la astaxantina. Se trata de un carotenoide con importantes propiedades antiinflamatorias que mejora la elasticidad de la piel y reduce la aparición de líneas finas de expresión. La astaxantina es uno de los regeneradores celulares más potentes que existe.

Nueces

Las nueces son unas de las mejores fuentes de proteínas vegetales y ácidos grasos omega-3. Por su alto contenido en cobre, estimulan el crecimiento de la elastina, proteína esencial de la piel para evitar la flacidez y las arrugas, manteniendo una dermis más tersa y suave.

Chocolate negro

El chocolate negro por su contenido en flavonoides (antioxidantes) protege de la radiación ultravioleta. Participa en el proceso de hidratación de la piel aportándole brillo y dándole un aspecto más saludable por su contenido en vitaminas A, B1, C y E.

 

 

Yogur Natural

El yogur es un alimento probiótico que previene la inflamación causada por el acné y el envejecimiento celular. Las bacterias probióticas del yogur aceleran la cicatrización de las heridas y disminuyen la propensión a las quemaduras solares.

Té verde

El té, especialmente el té verde, es una fuente de antioxidantes que ayuda a reducir los síntomas del envejecimiento y mantienen la luminosidad de la piel. Las catequinas del té mejoran las características estructurales de la piel como la elasticidad, rugosidad y densidad.

Hábitos que favorecen el envejecimiento de la piel

Mantener unos hábitos poco saludables se refleja rápidamente en el estado de nuestra piel. Entre los más perjudiciales hemos destacado:

  • Consumo de alimentos procesados. Los alimentos procesados contienen aditivos, conservantes, colorantes, que son muy dañinos para nuestro organismo, ya que no nutren y sólo llenan el organismo de toxinas y residuos innecesarios que nos producen inflamación en el estómago.
  • Beber poca agua. La elasticidad de la piel depende fundamentalmente del equilibrio hídrico adecuado, es decir, ingerir más cantidad de agua o la misma que la que perdemos. Beber el agua suficiente no sólo ayuda a que el organismo esté hidratado, sino también a eliminar fácilmente toxinas.
  • Dormir pocas horas. Durante la noche, cuando dormimos nuestro cuerpo se regenera de manera más intensa que durante el día. Si no conseguimos descansar adecuadamente o las horas suficientes afectara a nuestra salud y por tanto a la de nuestra piel.
  • Fumar o el humo del tabaco. Las toxinas de los cigarros desintegran las células de la piel potenciando el envejecimiento prematuro. El humo produce deshidratación y sequedad.
  • Beber alcohol en exceso: El alcohol genera deshidratación, por lo que favorecerá que la piel se reseque.

Además de seguir estas recomendaciones para mejorar el aspecto de la piel puedes ayudarte de nuestro tratamiento antiarrugas, PrimeNature Beauty: Cabello, piel y uñas. Es un complemento alimenticio que contiene los nutrientes esenciales para combatir las arrugas y prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

 

Complejo vitamínico para pelo, piel y uñas

Beauty: Cabello, Piel & Uñas

Con PrimeNature Beauty:Cabello, piel y uñas, podrás aportar a tu organismo las cantidades diarias recomendadas de vitaminas, minerales, colágeno y nutrientes esenciales para mantener una piel saludable y joven.

CONOCER PRODUCTO