7 Recomendaciones para Combatir los Síntomas de la Gripe y del Resfriado

La gripe es una enfermedad infecciosa de las vías respiratorias y tiene una alta capacidad de transmisión de una persona a otra.
06 diciembre 2018
7 Recomendaciones para Combatir los Síntomas de la Gripe y del Resfriado

En este post podrás leer…

La gripe es uno de los principales problemas de salud pública, porque genera epidemias estacionales anuales en las que se demanda una alta cantidad de recursos de salud. Uno de cada 5 españoles afirma padecer episodios de gripe tres o más veces al año.

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad infecciosa de las vías respiratorias y tiene una alta capacidad de transmisión de una persona a otra. Su incidencia aumenta con la llegada del frío, durante los meses de invierno debido a los cambios bruscos de temperatura.

El frío disminuye la capacidad defensiva de las vías respiratorias y además se crea el medio optimo tanto de humedad como de temperatura para la supervivencia de los virus causantes de las infecciones.

También favorece la propagación del virus el que pasemos más tiempo en espacios cerrados, ya que facilita que estemos más cerca de personas que pueden contagiarnos.

El virus de la gripe se caracteriza por tener una alta capacidad para sufrir variaciones y esto implica que cada año aparezcan nuevos virus para los cuales nuestro organismo no tiene anticuerpos.

Normalmente, los síntomas no son graves, la mayoría de las personas se recuperan en menos de una semana. Sin embargo, en ocasiones puede complicarse en personas de riesgo como en los ancianos, personas con enfermedades crónicas como la diabetes, afecciones cardiacas y enfermedades respiratorias, dando lugar a una bronquitis o neumonía.

¿Cómo se transmite?

La gripe se transmite principalmente mediante las pequeñas gotitas de la saliva que se expulsan al hablar, al estornudar o al toser. También puede propagarse por contacto directo cuando tocamos superficies contaminadas por el virus como la mano de una persona enferma y después llevarnos la mano a la boca o a la nariz. Las personas que padecen gripe pueden transmitir el virus desde un día antes de que empiecen a notarse los síntomas hasta unos 3 a 7 días después del inicio de estos.

7 recomendaciones para prevenir la gripe

  1. Vacunarse. Recibir la vacuna de la gripe cada año es una de las mejores maneras para reducir la posibilidad de contraer la infección y prevenir que contagiemos a otras personas. La vacuna contra la gripe genera anticuerpos dos semanas después de que nos la hayamos puesto y nos protege de la infección durante todo el año y en el caso de que nos resfriemos o tengamos gripe, los síntomas serán menores. Según los datos de la Agencia de Salud Pública, el 96% de los casos de gripe graves en los que ha sido necesaria su hospitalización, tenían factores de riesgo como cardiopatías, diabetes y obesidad, de ellos el 90% no estaban vacunados.
  2. Mantener buena higiene. Para reducir los riesgos de infección debemos de lavarnos las manos frecuentemente, sobre todo antes de comer y de manipular alimentos. El virus se propaga cuando entra en contacto con la mucosa de la nariz, con las vías respiratorias y con la garganta. También es recomendable desinfectar los objetos de los lugares comunes, principalmente de los grifos de agua, manillares de las puertas, los teclados y de los teléfonos públicos. Es aconsejable no ir a los hospitales en caso de epidemia, salvo que sea necesario.
  3. Reducir el consumo de tabaco y alcohol. Los malos hábitos como fumar y beber alcohol inciden en que nuestro sistema inmune se debilite. El tabaco irrita la garganta y provoca que las infecciones sean mas fuertes y graves. Realizar gárgaras con agua y sal favorece la eliminación de las flemas, alivia el dolor y la inflamación de garganta.

 Prevenir la gripe

  1. Tener una buena hidratación. La gripe aumenta la deshidratación. Beber la suficiente cantidad de líquido ayuda al organismo a eliminar el virus y evitar la deshidratación en caso de que tengamos fiebre.
  2. Realizar ejercicio. Se ha demostrado que hacer ejercicio de manera habitual reduce la incidencia de resfriados y de gripe. Fortalece las defensas ya que mejora la circulación
  3. Descansar lo suficiente. Dormir las horas necesarias hace que nuestro organismo recupere las fuerzas. El cansancio y la falta de descanso produce que las defensas bajen. Dormir al menos entre 7-8 horas diarias no sólo es bueno para la salud física, también mental y emocional.
  4. Fortalece tu sistema inmunitario. La alimentación es un factor clave para el sistema inmunológico. Hay que aportar alimentos de buena calidad nutricional ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. Las vitaminas más efectivas y recomendadas para consumir con este propósito son la vitamina C, la vitamina A y la vitamina E.

Aunque hay alimentos de alto valor nutricional con una elevada cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, es aconsejable tomar un complemento multivitamínico, para garantizar el suministro de los nutrientes esenciales que muchas veces no somos capaces de aportar mediante la alimentación. El mejor multivitamínico para prevenir los síntomas de la gripe y del resfriado es PrimeNature 5 Frutas Plus. Contiene los nutrientes de las 5 frutas liofilizadas que contiene y para obtener mayores beneficios esta enriquecido en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Por otro lado, hay alimentos que ayudan a aumentar las defensas y a protegernos de la gripe, entre ellos destacamos los siguientes:

 

 

9 Alimentos que protegen de la gripe y del resfriado

  1. Ajo

El ajo es rico en alicina, es una sustancia que contiene propiedades antisépticas que ayuda al cuerpo a combatir latos, los resfriados y la sinusitis y de esta forma nos ayuda a sentirnos mejor. El ajo fresco y crudo es el que más beneficios tiene para la salud, aunque la mayor parte de sus propiedades se conservansi lo picas o exprimes. Es recomendable tomar 1 o 2 dientes de ajo al día como medida de prevención.

  1. Cebolla

Es un alimento rico en quercetina, antiinflamatorio, antioxidante y antibiótico natural. Son alimentos muy utilizados para eliminar las mucosidades.

Contiene sustancias sulfurosas que le confieren propiedades antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias, favorable en el tratamiento de muchas enfermedades. Aporta cantidades significativas de vitaminas A y C, necesarias para el fortalecimiento del sistema inmune. Es antiinflamatorio que controla la irritación de la garganta, la tos y la congestión.

  1. Jenjibre

Tiene un sabor fuerte y picante que ayuda a deshacernos de las flemas para ayudar a limpiar el tracto respiratorio y aliviar los síntomas de la congestión. También contiene fitoquímicos que contribuyen a combatir los virus que pueden ocasionar enfermedades respiratorias.

Fruta Granada Antioxidante

  1. Granada

Es un alimento muy rico en vitamina C, es tres veces más antioxidante que el te verde. Refuerza el sistema inmunológico y alivia la fiebre y el dolor de garganta.

  1. Kiwi

Es de las frutas con mayor contenido en vitamina C. Muy recomendado para fortalecer las defensas. Contiene el doble de vitamina C que la naranja, cubriendo las necesidades diarias de esta vitamina.

  1. Calabaza

Contiene betacaroteno que se transforma en vitamina A. Ayuda a prevenir enfermedades del sistema inmunitario. Las semillas de calabaza tienen alto contenido en zinc. El zinc ayuda a la regeneración de la mucosa respiratoria.

  1. Setas

Contienen vitamina D que facilita el aumento del sistema inmune.

  1. Miel

Actúa directamente en la garganta, es un expectorante natural que facilita la eliminación de las flemas. Es útil para combatir y controlar las infecciones de garganta por sus propiedades antisépticas.

  1. Tes de menta e infusiones de jengibre

El mentol es el componente activo de la menta, actúa como descongestionante. Para aprovechar todos sus beneficios, inhala el vapor del té caliente mientras se enfría para abrir las vías respiratorias.