Consejos para hacer deporte en verano

La llegada del buen tiempo nos impulsa a estar más tiempo fuera de casa y disfrutar del aire libre, ir a la playa y practicar deporte al aire libre.
19 julio 2018
Practicar deporte en verano

El verano es la mejor época del año para comenzar a cuidarnos y para mejorar nuestra salud, es decir, mantener unos hábitos alimentarios saludables, hacer ejercicio, ya que tenemos más tiempo porque los días son más largos y comienzan las jornadas de verano. Por eso empezar a hacer ejercicio en verano es una buena opción pero también es necesario que sigas algunos consejos para hacer deporte en verano. Es el momento de disfrutar todo lo bueno que esta época del año nos puede aportar.

En muchas ocasiones, tendemos a abandonar algunas rutinas de ejercicio al estar de vacaciones. Pero, por las buenas condiciones meteorológicas, la variedad de deportes que podemos realizar en verano es muy amplia y nos permiten mantener la misma actividad física, pero al mismo tiempo, disfrutar. Además, podemos optar por realizar deportes acuáticos como el surf, la natación o el buceo, actividades que el resto del año no hacemos.

Por otro lado, en verano hay que tener en cuenta una serie de medidas y precaución con los factores ambientales como el calor, la humedad, la contaminación a la hora de realizar cualquier ejercicio.

10 consejos para practicar deporte en verano

Para que puedas optimizar tus entrenamientos y evitar sufrir un golpe de calor, es importante que sigas una serie de consejos que te presentamos a continuación:

1. Utiliza ropa adecuada

Es preferible utilizar prendas técnicas de colores claros que sean transpirables para que ayuden a evacuar bien el sudor y mantener correctamente la temperatura corporal. Una de las prendas que no debemos olvidar es llevar gorra, ya que la cabeza es una de las partes del cuerpo que reciben un nivel de radicación más elevado.

En el caso de salir a correr, la mejor opción es utilizar zapatillas ligeras, con buena transpiración para que el pie respire.

Debemos proteger los ojos con gafas de sol homologadas, que absorban el 100% de las radiaciones solares.

2. Usa protección solar

Utilizar la protección solar es importante para cuidar la piel y protegerla de los rayos ultravioletas del sol. Siempre asociamos el uso de un protector solar cuando vamos a la piscina o a la playa, pero hay que utilizarla siempre que salgamos a la calle, principalmente en la cara y en las zonas más sensibles como son los hombros, en la parte superior de las orejas, escote y cuello. Debemos aplicárnosla 30 minutos antes de exponernos al sol para que se absorba bien. Si vamos a hacer deporte es recomendable utilizar una crema resistente al sudor para evitar que se pierda su efecto protector. Hay que elegir una crema con un amplio espectro que nos proteja de todas las radiaciones solares y de esta forma poder evitar que nos quememos.

3. Evita realizar ejercicio en las horas centrales del día

Debido a las altas temperaturas y que los días son más largos, es necesario cambiar los horarios y nuestros hábitos, pero sin abandonar la práctica deportiva.

Asimismo, nuestro cuerpo no está acostumbrado a entrenar a altas temperaturas, hay que ir adaptándolo poco a poco. Para ello es necesario un proceso de aclimatación a las nuevas condiciones. Es aconsejable evitar las horas centrales del día, cuando el sol es muy intenso, es decir entre las 12:00 y las 17:00h siendo las mejores horas para realizar ejercicio a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. De esta forma el ejercicio se hace más ameno y reduciremos las posibilidades de sufrir un golpe de calor.

El organismo es capaz de regular la temperatura corporal cuando sube o baja. Cuando el calor es intenso se activan los mecanismos de termorregulación aumentando la sudoración y la vasodilatación de los capilares que están próximos a la piel. Podemos sufrir un golpe de calor en el momento que la temperatura exterior es mayor de 37º grados, es decir, más alta que la temperatura corporal, y nuestro organismo es incapaz de eliminar este exceso de calor.

Deporte en verano

4. Bebe mucho líquido antes durante o después de la práctica deportiva

Beber agua y mantenerse hidratado es necesario en la práctica de cualquier deporte en el invierno, pero en verano es aún más importante ya que perdemos mayor cantidad de líquido con el sudor por las altas temperaturas. Con el calor las probabilidades de sufrir una deshidratación e insolación aumentan y puede ser peligroso para nuestra salud. Para prevenir la deshidratación tenemos que estar bebiendo agua cada 10-15 minutos. Si realizamos un deporte que suponga un esfuerzo elevado es recomendable utilizar una bebida isotónica que nos ayude a reponer las sales y minerales que hemos perdido por el sudor. Para los días que realicemos un entrenamiento más corto solamente necesitaríamos beber agua.

5. Correr en compañía

Practicar ejercicio con un amigo hace que sea más entretenido, nos ayudará a mantenernos más motivados y nos obligará a salir a realizar las rutinas deportivas.

6. Planifícate tus días de descanso

Es necesario tener días de recuperación de la actividad física que practiquemos, para coger fuerzas y rendir al máximo en el siguiente entrenamiento.

7. Presta atención a la humedad

Además de la temperatura, la humedad es un factor que hay que tener en cuanta cuando realizamos ejercicio, ya que, a más humedad, tendremos más dificultad para que el sudor salga del cuerpo correctamente, generando que la sensación térmica aumente y podría ocasionarnos una disminución del rendimiento.

8. Ten en cuenta los niveles de contaminación ambiental.

Si estamos en una gran ciudad y queremos realizar una actividad física al aire libre, debemos de tener precaución con los niveles de contaminación. Por ello es conveniente realizarla por la mañana o por la noche, ya que el ozono se va acumulando durante el día alcanzando unos niveles de mayor contaminación por la tarde. Por la noche se disipa.

Alimentación saludable para deporte

9. Mantén una alimentación saludable y fresca

Es recomendable incluir alimentos que aporten una elevada cantidad de agua para mantenernos hidratados.

10. Toma una dosis de energía

Según hemos comentado anteriormente, debido a las altas temperaturas se produce un efecto vasodilatador en el cuerpo y como consecuencia de ello la presión arterial desciende. Todo lo contrario, a lo que ocurre en el invierno cuando la temperatura es más baja.

Si estamos en la playa por la altitud al nivel del mar y también contribuye a reducir la presión arterial. Esta disminución de la tensión arterial produce que nos encontremos más cansados y sin energía. Para ello podemos tomarnos un complemento alimenticio que lleve guaraná que es una fuente de cafeína natural, ginseng y taurina que nos proporcionan una elevada cantidad de energía para poder rendir al máximo en nuestra práctica deportiva. Uno de lo complementos alimenticios para deportistas más completos y que nos aporta una elevada dosis de energía y vitalidad es PrimeNature Energy Shot. Muy adecuado para los días en que nos encontramos más cansados, además de ayudarnos en aumentar el rendimiento y recuperación en nuestra práctica deportiva.

nutrición deportiva suplementos

Energy Shot

CONOCER PRODUCTO