¿Por qué es tan importante el desayuno?

El desayuno está considerado como la principal comida del día, obtenemos la energía y las vitaminas que nos servirán para nuestra actividad cotidiana.
02 agosto 2018
Desayuno Saludable

El desayuno está considerado como la principal comida del día, en la cual obtenemos la energía y las vitaminas que nos servirán para hacer frente a las actividades cotidianas. Sin embargo, es muy común dejar de lado el desayuno, por cuestiones de rutina, por falta de tiempo, por estrés, pero para tener un buen rendimiento físico e intelectual hasta la hora de la comida y mantenernos en buen estado a lo largo del día, es necesario que rompamos el ayuno nocturno y que realicemos un desayuno completo. En este post vamos a explicarte por qué es tan importante el desayuno para comenzar el día con fuerzas y mantener una dieta saludable.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que pasan muchas horas desde la cena y aunque hemos estado durmiendo continuamos gastando calorías y, por tanto, hay que reponer la energía. Además, de que nos pueda faltar fuerza hasta la hora de la comida tendremos mucha ansiedad y comeremos más de lo necesario.

Realizar un desayuno equilibrado, nos aportará la glucosa suficiente para facilitar la concentración y la memoria. Las personas que no desayunan activan una serie de mecanismos en el organismo (disminución de la insulina y aumento del cortisol y catecolaminas) para mantener la glucemia en los niveles óptimos. Estas alteraciones hormonales influyen negativamente en el rendimiento físico e intelectual.

En un estudio realizado por la Universidad de Cardiff publicado en 2015, se demostró que los niños que realizaban un desayuno saludable mejoraron significativamente su rendimiento en el colegio, les ayuda a pensar con más rapidez, prestar atención y comunicarse de forma más apropiada con el entorno. Para los niños un buen desayuno es fundamental, ya que su cuerpo y cerebro se están desarrollando y dependen en gran medida del consumo regular de alimentos.

Importancia del desayuno en nuestro organismo

Realizar de manera habitual un desayuno saludable nos aporta los siguientes beneficios:

  • Ayuda a reducir el sobrepeso y obesidad. Tener un desayuno equilibrado favorece que nos mantengamos en un peso adecuado. Se ha podido demostrar que un desayuno adecuado reduce el apetito a lo largo de todo el día y al tener menos ansiedad reduciremos el picoteo. Muchas personas cuando se levantan no tienen hambre, pero debemos de intentar acostumbrarnos a tomar al menos un yogur y un minibocadillo a media mañana. Levantarnos sin hambre puede ocurrir porque cenemos demasiado y en ese caso es recomendable realizar una cena más ligera ya que nos ayudará a tener más apetito por la mañana y descansar mejor.
  • Proporciona una correcta nutrición al organismo. Nos aporta los nutrientes esenciales reduciendo la ansiedad a lo lardo del día.
  • Mejora el rendimiento físico y mental. Contribuye a incrementar la actividad física como intelectual. Si tenemos los niveles adecuados de azúcar en sangre, rendiremos más y mejor.
  • Previene la hipoglucemia. Cuando desayunamos mantenemos estables los niveles de glucosa en sangre y con ello se evita una bajada de estos.
  • Aumenta el rendimiento y la productividad en el trabajo.

¿En que consiste un desayuno saludable?

 

Desayuno Saludable

Un desayuno equilibrado debe aportarnos el 25% de las calorías totales diarias. Debe contener un 60% de hidratos de carbono, 15% de proteínas y un 25% de lípidos.

Un estudio publicado en THE FASEB Journal en 2012, concluyó que un desayuno con la cantidad suficiente de proteínas mejora el control del apetito y la ansiedad. También se ha podido confirmar en un estudio publicado en el Epidemiology Journal, que las personas que se saltan el desayuno incrementan el riesgo de padecer de diabetes tipo II.

Para que tengas un desayuno perfecto, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Lácteos. Los lácteos son alimentos que no pueden faltar en nuestro desayuno. Son fundamentales por su contenido en proteínas, además de tener vitaminas como vitamina A, Riboflavina y Vitamina D y minerales como calcio, zinc y hierro. El calcio es un nutriente principal para la formación de la masa ósea, si lo consumimos por la mañana, garantizaremos el 50% de los valores diarios recomendados. Los lácteos que más solemos tomar en el desayuno son la leche, el queso y el yogur. Es mejor elegir lácteos desnatados o con poco contenido en grasa.

Cada vez más personas tienen intolerancia a la lactosa, por lo que en este caso es más aconsejable, tomar leche sin lactosa que mantiene las mismas propiedades que la leche de vaca, solamente se le ha eliminado el azúcar ``la lactosa´´ en lugar de tomar bebidas vegetales ya que la mayoría tienen muy bajo porcentaje en proteínas y calcio. Además, actualmente existen en el mercado una gran variedad de productos especiales obtenidos a través de diferentes modificaciones de la leche muy apropiados para aquellas personas que no puedan tomar leche o sus derivados por alguno de sus componentes, en los que se ha conseguido mantener al máximo el valor nutricional del lácteo, adaptándolo a las necesidades de cada persona (quesos bajos en grasa y sodio, quesos sin lactosa)

Hidratos de carbono. Son el mejor combustible para nuestro organismo. La función principal de los carbohidratos es suministrar energía al cuerpo. Cuando los consumimos nuestro organismo los convierte en glucosa para proporcionar energía a nuestras células del cerebro y del músculo. La glucosa es la principal fuente de energía que nos impulsa a estar activos. Los cereales o pan integral son hidratos de carbono de absorción lenta, lo que nos genera saciedad y nos proporcionan energía durante más tiempo.

Frutas. Constituyen una fuente excelente de agua, fibra y azúcares y contienen una alta cantidad de vitaminas hidrosolubles y minerales. Ayudan al buen funcionamiento del aparato digestivo y mejoran la función intestinal, disminuyendo la absorción de grasas.

Por otro lado, un desayuno equilibrado no significa que tenga que incluir siempre alimentos dulces, si nos gusta más lo salado puedes optar, por ejemplo, por una tosta con huevos pasados por agua. Asimismo, podemos completar nuestro desayuno con productos nutricionales que aporten los nutrientes necesarios para que la primera comida del día sea la más adecuada.  En este sentido, los suplementos vitamínicos pueden ser una buena alternativa para el aporte de vitaminas propio de las frutas en nuestra dieta.

Ejemplo de desayuno saludable

Vaso de leche desnatada con café. Para endúlzalo podemos utilizar panela, que es el azúcar sin refinar, por lo que conserva todas las vitaminas y minerales presentes en la caña de azúcar. También lo podemos endulzar con canela, que al igual que el café son alimentos termogénicos, es decir, nos ayudan a aumentar la tasa metabólica basal y nos proporciona energía.

Avena Desayuno

Porridge de avena. Es una fuente de energía de liberación lenta, nos ayuda a tener un rendimiento alto durante más tiempo. Tiene un alto porcentaje en fibra, que le proporciona un índice glucémico bajo, mejora el control del azúcar en la sangre y aporta saciedad, por lo que no produce hiperglucemias, muy apto para diabéticos. La avena es el cereal con mayor porcentaje en proteínas.

Fruta. Podemos ir alternando entre fruta entera y zumo de frutas, para aportar mayor cantidad de fibra al organismo. Es mas recomendable empezar el día con frutas ricas en vitamina C, que contribuyen a mantener el sistema inmune en forma como las naranjas, kiwi, piña o fresas.

Por otro lado, para ayudar a mejorar nuestra memoria y concentración podemos ayudarnos de un complemento alimenticio rico en ácidos grasos omega-3 como PrimeNature Aceite de Krill Antártico, contiene la cantidad diaria recomendada de omega-3, esenciales para el buen funcionamiento del cerebro y sistema nervioso central. Además, ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos.

nutrición deportiva suplementos

Energy Shot

CONOCER PRODUCTO