Diferentes formas de hidratarte para prevenir el envejecimiento

El envejecimiento de la piel es un proceso biológico natural, que comienza a notarse a partir de los 35 años y se acentúa con el tiempo.
08 agosto 2019
Hidratarse para prevenir el envejecimiento

En este post podrás leer…

El envejecimiento de la piel es un proceso biológico natural, que comienza a notarse a partir de los 35 años y se acentúa con el tiempo. La síntesis de colágeno y elastina va disminuyendo y la piel va perdiendo luminosidad, brillo, densidad, hidratación y firmeza, dando lugar al desarrollo de pequeñas arrugas.

Aunque no podemos detener el paso del tiempo, sí que se puede conseguir ralentizar el desarrollo de las arrugas prematuras, por causas de los malos hábitos de vida y otros factores externos que perjudican nuestra piel.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es la línea de defensa ante los diversos factores a los que estamos expuestos. Está formada por tres capas bien diferenciadas que son las siguientes:

  1. La epidermis es la capa más externa, con un espesor de aproximadamente de 1mm. Está formada por las células epidérmicas y se regenera cada mes. Sus principales funciones es mantener la piel hidratada y proteger de los factores externos como de la radiación solar.
  2. Dermis. Tiene un espesor de 4mm, está formada por fibras entrelazadas y también contiene vasos sanguíneos, células de defensa y glándulas.
  3. Hipodermis. Es la capa más profunda, formada mayoritariamente por células grasas y su principal función es la protección frente a golpes.

Para mantener una piel joven y saludable hay que cuidarla a diario y de esta forma no perderá sus propiedades. El principal factor para mantener una piel joven es la hidratación,así se conservarán los mecanismos de reparación natural y la piel tendrá los elementos necesarios para hacer frente a la agresión de los factores externos.

El agua que contiene la piel es la que le proporciona la resistencia, turgencia y protección, además de prevenir las arrugas, por eso es imprescindible para un buen cuidado de la piel y nos ayuda a eliminar toxinas.

Independientemente del tipo de piel que tengamos siempre la debemos hidratar, no importa si la piel es grasa, los tejidos de igual manera necesitan agua para defenderse de los factores externos que aceleran en envejecimiento de la piel.

Los beneficios principales de mantener una piel hidratada son los siguientes:

Vitaminas Piel

Beneficios de mantener una piel hidratada

  • Prevenir la formación de arrugas.
  • Evitar la fragilidad cutánea. Cuando tenemos la piel deshidratada es más vulnerable frente a los agentes externos.
  • Disminuir la descamación cutánea y tirantez, son signos muy frecuentes cuando el nivel del agua de nuestra piel está por debajo de lo normal.

El aporte de agua a nuestra piel se puede realizar de distintas formas

La piel se puede hidratar tanto en el exterior como en el interior.

  • Desde el exterior lo podemos realizar mediante el uso de cremas hidratantes que nutren la piel y estimulan la reparación celular.

 

  • En el interior lo conseguiríamos mediante la ingesta de determinados nutrientes que proporcionan turgencia y elasticidad a la piel. El cuidado de la piel por dentro es fundamental ya que si no incluimos determinados nutrientes de nada servirá cuidar la piel con cremas y diferentes tratamientos antiarrugas.

Nutrientes para mantener la hidratación de la piel.

La piel requiere de una buena nutrición para mantenerse en excelentes condiciones, para aportarle los compuestos antioxidantes, vitaminas, minerales y otros nutrientes que participan en su restauración.La dieta debe basarse en alimentos de alta calidad como frutas, verduras, legumbres, carnes magras, ácidos grasos omega-3 y frutos secos.

Para ayudar a nuestro organismo a alcanzar la dosis recomendada en nutrientes esenciales para la piel podemos incluir un complemento alimenticio como PrimeNature Beauty: Cabello, piel y Uñas. Con un solo vial al día tomándolo de manera constante notaremos una piel más elástica y podremos prevenir el envejecimiento prematuro.

 Las mejores frutas para entrenar

Sus componentes más destacados son los siguientes:

Vitamina A. Es una vitamina liposoluble, muy antioxidante que combarte el efecto de los radicales libres. Estimula la síntesis de melanina, protegiéndonos de los rayos del sol y acelera el bronceado. Participa en la actividad de determinadas enzimas que favorecen la regeneración de la piel.

Las mejores fuentes de vitamina A son las zanahorias, calabaza, vegetales de hoja verde

Vitamina C. Combate el estrés oxidativo por su elevado poder antioxidante. Entre sus principales propiedades destaca la formación de colágeno que previene la aparición de arrugas y líneas de expresión mejorando la flexibilidad y la textura de la piel. Proporciona luminosidad y un tono más homogéneo de la piel. Refuerza la barrera protectora de la dermis. Potencia la producción de melanina, pigmento que determina el color de la piel, la vitamina C evita que la piel se decolore. Cuando incorporamos un complemento alimenticio con vitamina C para que sea eficaz debe ser ácido ascórbico puro, ya que los derivados no se absorben tan bien.Los alimentos con mayor contenido en vitamina C son las frutas cítricas como las naranjas, kiwi, limones y también los frutos rojos y las fresas.

Vitamina E. Es una vitamina liposoluble muy antioxidante que previene la oxidación de los lípidos ralentizando el envejecimiento. Previene la regeneración celular. Aumenta el fluyo sanguíneo, disminuyendo la aparición de cicatrices Actúa sinérgicamente con la vitamina C potenciando su efecto.

Las mejores fuentes de vitamina E son las semillas de girasol, aceites vegetales, almendras, acelga, espinacas

Vitamina B2. Participa en los procesos de regeneración de la piel y del crecimiento del cabello. Interviene en la respiración celular y en la oxigenación de los tejidos corporales.

Los alimentos con mayor contenido en vitamina B2 son las carnes, los pescados, lácteos y huevos

Vitamina B3. Contribuyen en la formación de la queratina, elevando la flexibilidad de la piel. Estimula la circulación celular. Los alimentos con mayor contenido en vitamina B3 son los productos lácteos, huevos, pescados y nueces.

Colágeno. Se trata de la principal proteína que forma parte de la estructura de la piel, constituyendo un tercio. Nuestro cuerpo genera colágeno de manera natural, pero a medida que pasan los años, su producción se va reduciendo gradualmente. Esta disminución del colágeno provoca la pérdida de la elasticidad y de la firmeza de la piel. Para compensar esta pérdida de colágeno podemos tomar colágeno de los laboratorios ®Verisol que es específico para el cabello, la piel y las uñas.

Las mejores fuentes de colágeno son los huevos, pescado, las carnes rojas y el pollo.

Ácido hialurónico. Es un polisacárido del tejido conectivo, componente principal de la matriz extracelular. Posee una elevada capacidad para retener las moléculas de agua y por ello es muy útil para la hidratación de la piel proporcionando un aspecto más terso ayudando a rellenar las arrugas y las líneas de expresión. Los alimentos con mayor contenido en ácido hialurónico son las patatas, el salmón, pavo y pollo.

Coenzima Q10. Es una molécula con importantes funciones en el organismo como su elevada capacidad antioxidante que protege las membranas celulares de los radicales libres reduciendo la oxidación que se genera en nuestro organismo. Reduce los efectos de la contaminación ambiental y de la luz ultravioleta que impulsan el proceso de envejecimiento. También es un cofactor de distintas enzimas para aumentar la rapidez de las reacciones metabólicas. Los frutos secos, el pescado azul, guisantes, pimientos, brócoli aportan elevadas cantidades de coenzima Q10.

Aparte de mantenernos hidratados a otros factores que ayudan a ralentizar el envejecimiento de la piel son:

Complementos alimenticios articulaciones

¿Cómo disminuir el envejecimiento de la piel?

Dormir bien. Descansar adecuadamente es esencial para mantener una piel saludable. Cuando dormimos nuestro organismo segrega varias sustancias que facilitan la regeneración celular.

Proteger la piel del sol. Aunque el sol aporta muchos beneficios para la salud como activar la circulación, fortalecer os huesos, reforzar el sistema inmunológico, sin embargo, los rayos UV, son la principal causa del fotoenvejecimiento. La luzultravioleta también causa muchas afecciones cutáneas ya que daña las fibras de colágeno que mantiene la piel firme. El mecanismo de defensa de nuestra piel es intentar compensar estos efectos con la formación de fibras que generan arrugas y lunares. El sol también es responsable de las manchas de la edad. Por eso es imprescindible protegerla con productos de protección solar, así como utilizar gorros, gafas de sol y evitar estar al sol entre las 11h y 16h, cuando los rayos son más fuertes y dañinos

Dejar de fumar. El humo del tabaco seca la piel y reduce la cantidad de flujo sanguíneo, disminuyendo la cantidad de oxígeno y nutrientes esenciales provocando su deshidratación.

Reducir el consumo de alcohol. Un exceso de alcohol es malo para la piel y para la salud en general, ya que deshidrata la piel.

Practicar ejercicio de forma regular. Además de contribuir a mantenernos en forma, el ejercicio físico nos ayuda a regenerar la piel y a conservarla en perfectas condiciones durante más tiempo. Al hacer ejercicio, el organismo elimina las sustancias tóxicas que dañan la piel. Es una de las mejores formas para prevenir la flacidez.

Mantener un buen estado de ánimo. El estrés es un factor que potencia el envejecimiento prematuro de la piel. Los efectos más visibles del estrés en nuestro organismo son la caída del cabello, la aparición de arrugas y otros signos asociado al envejecimiento.

Complejo vitamínico para pelo, piel y uñas

Beauty: Cabello, Piel & Uñas

CONOCER PRODUCTO COMPRAR PRODUCTO