Propósitos para el Año Nuevo: Por un 2018 más sano.

Consejos para cumplir los propósitos de año nuevo y empezar con buen pie el 2018
28 diciembre 2017

El 2018 es una buena oportunidad para marcarnos objetivos saludables y hacer algunos cambios en nuestras vidas para cuidarnos más.

El año está llegando a su fin y, como es tradición, hacemos balance de lo que hemos conseguido durante estos doce meses y nos ponemos nuevas metas para mejorar nuestra salud. Para ello, creamos una lista de buenos propósitos para modificar los hábitos menos recomendables.  Estos objetivos los empezamos con mucho entusiasmo, pero la ilusión inicial no es fácil de mantener y en muchas ocasiones abandonamos a los pocos meses.

Lo primero que tenemos que hacer es establecernos un plan de acción factible ya que estas acciones que deseamos cumplir requieren mucho esfuerzo, paciencia y constancia.

Para que puedas efectuar tus intenciones del 2018 de manera sencilla, te recomendamos los siguientes consejos y hábitos de salud. Con una combinación de pautas alimentarias, deporte y los suplementos alimenticios adecuados, será muy fácil conseguirlo.

Cinco propósitos para el 2018

 

1. Dormir más

Las horas de descanso son fundamentales para tener más energía y estar más sanos.

Dormir las horas suficientes y de manera adecuada, ayuda a que nuestro organismo se regenere y se repare día a día.

Un mal descanso tiene consecuencias negativas sobre el cuerpo y el cerebro. Se ha comprobado que favorece el desarrollo de enfermedades como la diabetes o la obesidad. Además, la falta de sueño nos provoca cansancio, somnolencia y disminución de la atención y concentración.

Para conciliar mejor el sueño por la noche, debemos mantenernos alejados de las pantallas iluminadas como las del ordenador, teléfono o televisión.

2. Combatir el estrés

El estrés crónico aumenta el riesgo de que padezcamos problemas de insomnio, depresión y obesidad.

Podemos aprender a combatirlo mediante técnicas de relajación y de respiración para disfrutar de una vida más tranquila sin agobiarnos por los diferentes problemas que nos puedan surgir y potenciar aquellas actividades que nos produzcan bienestar y calma.

3. Organizar el tiempo.

 

No olvidemos planificarnos cada día para aprovecharlo al máximo.

En la actualidad, debido al ritmo de vida diario en el que tenemos múltiples tareas, la clave está en organizarnos mejor el tiempo para poder cumplir con todo.

Por otro lado, es importante comenzar el año dedicando algunos momentos para nosotros y destinando una parte a nuestros familiares y amigos ya que son las personas que comparten nuestras alegrías y nos animan cuando pasamos por malas situaciones.

4. Alimentación saludable.

Una alimentación equilibrada ayuda a mantenernos sanos y a sentirnos mejor.

Para aportar al organismo los nutrientes que necesita para tener más energía y rendir lo suficiente te damos los siguientes consejos:

  • Realiza una dieta rica en antioxidantes y omega-3

Una alimentación rica en antioxidantes, como los que contienen las fruta y verduras frescas y omega-3, presente en el pescado azul y en el krill, aumentan nuestro estado de ánimo. No sólo mejoraremos en salud, comiendo sano, sino también conseguiremos ser más felices. El triptófano, presente en diferentes alimentos, como en el plátano, piña, espárragos, librera la serotonina, hormona encargada de reducir la ansiedad y fomentar la sensación de satisfacción.

  • Disminuye el consumo de alcohol

Beber alcohol en exceso afecta a los neurotransmisores del cerebro, dando lugar a perdida de memoria, ansiedad, problemas de hígado o del corazón.

Para reducir el consumo de alcohol, te recomendamos que lo vayas disminuyendo       progresivamente cada semana.

  • Incluye alimentos crudos sin refinar

Incorpora alimentos que no hayan pasado por alguna transformación o que hayan sido procesados para evitar que pierdan enzimas, vitaminas y minerales.

  • Reduce el consumo de carne roja

La carne roja, contiene mayor cantidad de grasas saturadas responsables de del aumento de las enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes.

Para reducir la frecuencia con la que la consumes, una alternativa es optar por carnes magras como el pollo o pavo, embutidos como el jamón de pavo y añadir más pescados a tu dieta.

  • Cocina los alimentos

Si elaboras la comida diariamente, te asegurarás que no tenga demasiada grasa y que sea de alto valor nutricional. Las personas que comen fuera de casa tienden a subir más de peso que las que se preocupan por cocinar sus alimentos.

  • Hidrátate

La deshidratación provoca fatiga y cansancio. Beber 2 L de agua al día ayuda a controlar el peso porque favorece el proceso digestivo y da sensación de saciedad.

Para aportar al organismo la cantidad adecuada de agua aumenta el consumo entre horas de infusiones o zumos.

5. Hacer más ejercicio

Es uno de los propósitos que marca nuestra agenda de metas buenas y saludables. Practicar cualquier actividad física es un factor fundamental para tener un estilo de vida saludable. Si hacemos al menos 30 minutos de ejercicio tres veces a la semana, notaremos rápidamente sus resultados.

Un buen programa deportivo nos aportará siguientes los siguientes beneficios:

  • Contribuye a tener una buena salud ósea y muscular.
  • Mejora el estado de ánimo y controla la ansiedad.
  • Disminuye los niveles de estrés.
  • Ayuda a controlar el peso y el porcentaje de grasa.
  • Previene enfermedades cardiovasculares ya que aumenta la circulación en todos los músculos y disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias.
  • Reduce el riesgo de hipertensión y diabetes.

Algunas alternativas para aumentar la actividad física diaria son:

  • Ir caminando al trabajo.
  • Aparcar el coche más lejos para obligarnos a caminar.
  • Usar las escaleras en lugar del ascensor.

En muchas ocasiones nos falta motivación para hacer ejercicio y nos ponemos cualquier excusa para no realizarlo. Para poder cumplir nuestra meta debemos fijarnos un objetivo alcanzable y ampliar progresivamente el nivel de exigencia.

Para impulsar tu reto deportivo, lo mejor es contar con el mejor complejo vitaminico para el cansancio. Éste elevará los niveles de energía y de vitalidad, disminuyendo la fatiga.

  

nutrición deportiva suplementos

Energy Shot

Sus principales componentes son el ginseng, guaraná y taurina, tres nutrientes que mejoran el rendimiento físico y energético. Es muy adecuado tanto para personas que realizan una actividad deportista intensa, como para las personas que necesitan un extra de energía diario. Se puede tomar antes, durante o después de entrenar para tener una mejor recuperación y reducir las agujetas.

CONOCER PRODUCTO