Vitamina D - Causas y Síntomas de la Falta de Vitamina D

¿Qué es y para qué sirve la vitamina D?. Causas de la deficiencia en vitamina D. Principales fuentes de alimento donde se encuentra la vitamina D.
29 noviembre 2018
Vitamina D

En este post podrás leer…

 

La vitamina D también denominada colecalciferol, es una vitamina liposoluble esencial para el organismo. Existen varias formas de la vitamina D, la vitamina D2 (ergocalciferol) la obtenemos a partir de alimentos vegetales y la vitamina D3 (colecalciferol), que es sintetizada en la piel al entrar en contacto con los rayos del sol o la podemos adquirir directamente de la dieta.

¿Para qué sirve la vitamina D?

Deficiencia Vitamina D

La vitamina D participa en diferentes procesos metabólicos y es imprescindible en diversas funciones del organismo, entre las que podemos destacar:

Estimula la absorción del calcio y del fosforo en el organismo.

El calcio y el fósforo son minerales clave para conservar la resistencia y la densidad ósea con el paso de los años, ya que favorecen la fijación de otros minerales para aumentar la matriz del tejido óseo. La vitamina D se encarga de sintetizar el calcio y el fósforo en el intestino delgado para facilitar su absorción y de esta forma conservar una estructura ósea firme y mantener unos los huesos fuertes y resistentes. De esta forma reduciremos las probabilidades de sufrir osteoporosis y de fracturarnos los huesos con facilidad.

Además, la vitamina D evita que el riñón excrete demasiado calcio.

Interviene en los procesos del sistema inmunológico

La vitamina D ayuda a reforzar el sistema inmunitario. El organismo utiliza la vitamina D para combatir enfermedades como los virus y las bacterias, ya que aumenta la respuesta del organismo frente a infecciones. Por otro lado, se ha observado que puede prevenir la aparición de enfermedades autoinmune como la esclerosis múltiple y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Mejora el funcionamiento del sistema nervioso

Estabiliza la transmisión del impulso nervioso entre cerebro y cuerpo. Esto beneficia a los músculos al facilitar las contracciones musculares durante un entrenamiento. Evita posibles calambres musculares, debilidad y falta de fuerza.

Reduce el riesgo de sufrir diabetes

La vitamina D estimula la actividad pancreática, en concreto aumenta la segregación de insulina basal, sobre todo en situaciones donde se requiere niveles mas altos de insulina. Se ha observado una correlación entre el déficit de vitamina D y mayor incidencia de diabetes tipo 2, ya que la insulina no se librera de manera adecuada.

Ayuda a prevenir el cáncer

La vitamina D favorece una óptima división y diferenciación celular, de esta forma se evita que el crecimiento celular sea descontrolado y que aumenta los casos de tumores. Mejora la regulación de las funciones genéticas que contribuyen a una reducción de la proliferación celular cancerígena. En un estudio de la Universidad de Oxford se demostró que los receptores genéticos del cuerpo necesitan recibir la cantidad suficiente de vitamina D para prevenir la aparición de enfermedades y funcionar correctamente.

Aumenta el rendimiento intelectual

Se ha podido demostrar que las personas que mantienen niveles óptimos de vitamina D se pueden concentrar mejor y procesan de manera más rápida la información frente las personas con deficiencia en vitamina D.

Contribuye a combatir la obesidad

Mantener los niveles óptimos de vitamina D, evita la formación de la grasa corporal (disminuyen la adipogénesis).

Mejora la hipertensión

La vitamina D es imprescindible para mantener un corazón saludable y el sistema cardiovascular, por la gran importancia que tiene para la regulación del calcio.

El déficit de vitamina D ayuda a mantener los niveles adecuados de presión arterial, ya que favorece la disminución de renina en el riñon,que es un sustancia responsable del aumento de la tensión arterial.

Causas de la deficiencia en vitamina D

Actualmente cada vez más personas padecen de deficiencia en vitamina D. Esta carencia se genera por diferentes motivos:

  • Con la edad, el organismo va perdiendo la capacidad para sintetizar la vitamina D, se va disminuyendo su absorción y su producción.
  • Determinadas enfermedades como el lupus, la enfermedad de Crohn, la celiaquía, impiden la correcta absorción y producción de vitamina D.
  • Por falta de exposición solar. Para cubrir las necesidades en vitamina D es recomendable que tomemos el sol al menos 15 minutos tres veces a la semana.
  • Malos hábitos alimentarios. Una alimentación inadecuada también favorece la deficiencia en vitamina D.

Cuando existe déficit en vitamina D, los niveles de calcio en sangre disminuyen. Para contrarrestar este efecto, se incrementa la secreción de la hormona paratiroidea que es la encargada de elevar el nivel de calcio y movilizar el calcio del interior de los huesos generando su desmineralización y aumentando las probabilidades de sufrir osteoporosis. También produce osteomalacia que es el reblandecimiento de los huesos.

¿En qué alimentos se encuentra la vitamina D? Principales fuentes de vitamina D

Alimentos con Vitamina D

Los alimentos con mayores cantidades de vitamina D son los siguientes:

  • Pescados grasos. Son una de las mejores opciones como el atún, el salmón o la caballa, pro su alto contenido en vitamina D.
  • El huevo, sobre todo la yema
  • Las vísceras principalmente en el hígado y corazón.
  • Los alimentos enriquecidos en vitamina D como son los cereales de desayuno, productos lácteos.

Síntomas de la falta de vitamina D

La deficiencia en vitamina D se manifiesta con los siguientes síntomas:

  • Depresión. La exposición solar mejora el estado de ánimo, lo que podría ser debido a un aumento de los niveles de la vitamina D. La falta de vitamina D puede disminuir los niveles de serotonina que el la ``hormona de la felicidad´´
  • Dolor osteoarticular. La fatiga y el dolor de huesos están asociados a la falta de vitamina D.
  • Sudor de cabeza: El sudor excesivo en la cabeza es un signo inicial de la carencia en vitamina D.

Dosis diaria recomendada

La cantidad diaria recomendada es de 400 UI (10µg) y para su mayor absorción se suele recomendar junto con las comidas principales (desayuno, comida, cena)

En los casos de osteoporosis, los requerimientos nutricionales con mayores, hasta 700UI.

Para alcanzar la dosis diaria recomendada podemos realizar un tratamiento mediante la suplementación con vitamina D3, que favorece la reducción de la debilidad muscular y estimula la absorción de minerales. También interviene en la función del sistema inmune disminuyendo las probabilidades de desarrollar inmunidad.